Rostros de Indonesia

dscn3354
Sonriendo alegre mientras prepara ofrendas en un pueblo de Bali.

Las personas son a un país lo que la sal a la comida. Un plato puede tener una presentación cuidada, un bonito colorido, una textura agradable y, sin embargo, estar soso. De igual manera un país puede tener increíbles paisajes y monumentos únicos, pero si pasear entre su gente es como hacerlo entre un montón de maniquíes siempre nos quedará la sensación de que algo le falta. Calor, vida, un amable “hello” al otro lado de una sonrisa.

dscn3357
Una de las fotos más bonitas de este viaje, la de estas dos ancianas balinesas confeccionando ofrendas.
dscn4420
Viendo la vida pasar por la puerta de su casa, en la aldea de Penglipuran, Bali.

Indonesia, por suerte, no es un “plato soso”. Que entre sus más de 250

dscn3366
Sonrientes durante los preparativos de una ceremonia de cremación en Bali.

millones de habitantes habrá alguno o alguna que estén amargados, seguro. Que es muy difícil encontrarlos, eso también es seguro. Sólo hace falta un día en este inmenso país para sentirte como en casa, para pasear por sus calles respondiendo a los saludos y sonrisas con, ni más ni menos, que más saludos y sonrisas. Totalmente sinceras y espontáneas. Porque, ¿cómo no vas a mirar con ternura a esa anciana que fabrica ofrendas? ¿Cómo no se te va a caer la baba ante esos niños de enormes ojos curiosos? ¿Cómo no vas a reír con la vendedora de sarongs mientras te hace la pelota cuando regateáis?

ninos-6
Los arrozales de Jatiluwih, en Bali, son preciosos. Pero estas princesas balinesas dándole un baño a un gatito lo son aún más.

Después de pasar 15 días en Indonesia no sabía muy bien sobre qué escribir. Es un país tan fotos-7diverso y abrumador… ¿Los templos de Borobudur y Prambanan? ¿Los grandes volcanes activos de Java? ¿La espiritualidad hinduista de Bali? ¿Las maravillas naturales de Borneo y Komodo? Así que me puse a revisar las fotos y la solución apareció sola: escribir sobre sus gentes. Su colorido, su amabilidad, sus sonrisas, su alegría. Y, por supuesto, ilustrarlo. ¿EMPEZAMOS?

oficios-8
Escena cotidiana en el mercado de Gianyar, en Bali, lejos de las hordas de turistas de otros sitios.

JAVA, LA MUSULMANA

Un país tan poblado, diverso y extenso (con unas 6.000 islas habitadas, ahí es nada)

musulmanes-6
Joven pareja musulmana en Yogyakarta.

no puede ser otra cosa que un crisol cultural y religioso. Pero no uno cualquiera: uno bonito. Uno en el que musulmanes, budistas, hinduistas, cristianos, animistas o creyentes de cualquier otra religión viven juntos y en paz sin imponer su religión a los demás. La mayoría de la población, no obstante, es musulmana (Indonesia es el país con más musulmanes del mundo) y eso se ve en Java mejor que en ningún otro sitio. Cada pueblo tiene su mezquita (todas y cada una de ellas, preciosas) y los muecines llaman religiosamente a la oración. Las mujeres llevan coloridos hiyabs, elegantes y estilosas, dando un toque alegre en cualquier ambiente. La hospitalidad típica de países musulmanes está presente en cada rincón (aunque, en realidad la hospitalidad y amabilidad son una característica del pueblo indonesio, profese la religión que profese).

musulmanes-2
Jóvenes musulmanas de turismo en los templos de Prambanan.
musulmanes-8
En Bali también hay musulmanes, pero pocos.

Y se acabó. Hasta ahí llega la sensación de encontrarse en un país de mayoría musulmana. Apenas se ve gente en las mezquitas, los viernes las ciudades rebosan con el bullicio habitual y en las horas de rezo no hay ningún parón aparente en los trabajos. Si a eso le añadimos la cantidad de profesionales mujeres que se ven en todos los ámbitos (incluyendo seguridad de aeropuertos y policía) está claro que no estamos en un país musulmán al uso.

mezquita_yogya

Elegantes y coloridas musulmanas posando para sus fotos en la mezquita subterránea de Yogya.

BALI, LA HINDONESIA

Sin embargo, es cruzar los escasos kilómetros del estrecho entre Java y Bali para encontrar

dscn3440
Dirigiendo el rezo en el templo de Gunung Kawi.

un mundo totalmente distinto. Cuando Java fue invadida por pueblos musulmanes, la aristocracia hindú de la isla huyó a Bali, donde se establecieron, llevando consigo su religión. A día de hoy casi el 100% de los balineses son hindúes y, a diferencia (al menos en apariencia) de sus compatriotas musulmanes, la espiritualidad y la religión son parte integrante de sus vidas.

Cruzando un pueblecito de Bali nos encontramos con que se estaba preparando una ceremonia de cremación. A nadie molestó que nos paráramos, curiosos, a ver este despliegue de tradición y vida cotidiana; de hecho siguieron a lo suyo, dedicándonos de cuando en cuando alguna sonrisa. Las mujeres, vestidas con sus mejores galas, preparaban ofrendas…

dscn3359dscn3351

…Mientras los hombres se afanaban en construir el ataúd-figura donde quemarían al muerto.

dscn3374

dscn4631
Llevando ofrendas en el templo madre de Bali, Pura Besakih.

Lo que nos encontramos no fue un caso aislado, ya que en la Isla de los Dioses cada día hay algún tipo de ceremonia (ya sea de cremación, boda, paso a la vida adulta) en algún pueblo. Si se visitan varios templos sería muy mala suerte no encontrarse con algún rezo. Cada casa en Bali tiene no uno, sino varios templos y altares a dioses y antepasados que protegen a la familia. Cada tienda, hotel, edificio gubernamental y, en resumen, edificación con cuatro paredes, tiene su templo y altar para traer buena dscn3996suerte. Apenas puedes dar un paso por la calle sin tropezar con una ofrenda en forma de cestito de palma lleno de flores, arroz e incienso (entre otras chucherías para dioses). Y, lo mejor de todo para el viajero/turista que quiere empaparse de la cultura local: todo es auténtico.

En el templo de Tirta Empul, en Bali, vienen hindúes de toda la isla y fuera de ella para purificarse con agua del manantial sagrado.

tirta-empul

dscn3553

Aquí, además, coincidimos con la hora del rezo.

dscn3589

Durante los rezos los hindúes balineses se visten con sus mejores galas, siempre ropas llenas de colorido.

NIÑOS, CASO APARTE

Niños y niñas. ¿Qué decir? Pues que te los comerías. Con esas sonrisas de oreja a oreja, esos enormes ojos curiosos que todo lo miran. Poco más que añadir, aparte de dejaros unas cuantas fotos para que juzguéis por vosotros mismos.

Esta cría desfila orgullosa en procesión mientras junto a su familia lleva ofrendas a los dioses en el templo madre de Pura Besakih, en Bali.

ninos-9

El turismo interno en Indonesia es notable. Estos tres hermanos, probablemente de Java, posan para el objetivo de su madre en el templo de Tanah Lot, en Bali.

ninos-5

Estos tres chavales jugaban en el porche de una casa en la parte vieja de Yogyakarta.

ninos-1

En Indonesia montan en moto hasta los perros y los niños, por pequeños y adorables que sean.
ninos-2

“Voy a rezar con mi familia. ¿Verdad que soy tierna?”ninos-3

“Me gustan todas, mamá. ¡¡Llévate unas pocas de cada!!”ninos-8

“Y aquí seguimos, dándole un baño al lindo gatito. Parece que le gusta, ¿no?”ninos-7

¿QUIÉN DIJO FOTO?

fotos-4A pesar de todo lo que había leído sobre los indonesios y su afán por las fotos con turistas occidentales, sólo un par de chavales me pidió una foto con ellos (mi hermana tuvo más éxito, aunque tampoco fue algo exagerado). Sin embargo sí que fue evidente lo mucho que les gusta hacerse fotos. Con móviles, con cámaras, con palo-selfies, en grupo, en solitario, a los niños, a los adultos, en familia… Y no sólo les encanta hacerse fotos, sino que se las hagan. Les encanta posar, sacar su mejor sonrisa y poner su perfil bueno para las cámaras de los turistas.

La mezquita subterránea de Yogyakarta es un sitio estupendo para hacerse fotos. Y bien que lo saben los turistas indonesios.

musulmanes-7fotos-5

“Aquí, divina en Tanah Lot”

fotos-3

Lo de Tanah Lot y sus miles de turistas por todas partes era algo excesivo. Pero, al menos, los indonesios ponían un toque la mar de chulo.fotos-2

Monísimas de la muerte en el Palacio del Agua de Yogyakarta.fotos-1

PINTORESCOS Y ELEGANTES HASTA EN EL TAJO

Como les pasa a muchos viajeros/turistas, me encanta perderme por mercados locales

oficios-15
Secando pescado al sol en los muelles de Kumai, en Borneo.

para tomarle el pulso al país, ver la vida cotidiana, el colorido de los productos… Y en Indonesia los mercados son puro bullicio y sorpresa, pues de todos los productos que venden, al guiri sólo le suena un 10%. Como mucho. De igual manera las tiendas a los lados de la carretera, los campesinos en los cultivos, los pescadores en la costa… Todas esas personas contribuyen a que nos hagamos una idea mucho más completa de la realidad del país. Además de proporcionar unas imágenes preciosas. Vendedoras de fruta y verdura en los mercados locales con sus hijabs en Java y sus sarong en Bali. Un anciano pescador con sus capturas puestas a secar en Borneo. Pescadores en aguas de Komodo. Agricultores con los típicos sombreros de cono en los campos de patata de la región de Dieng, o en los arrozales de Bali. Esforzados mineros del azufre cargando 40 y 50 kilos de peso en las laderas del volcán Kawah Ijen, en Java. Guías y jinetes en la impresionante extensión del Mar de Cenizas del volcán Bromo. Y suma y sigue.

¿Qué mejor entorno para pescar que entre las cientos de islas entre Flores y Komodo?

oficios-12

“Aquí, en el mercado de Gianyar, a ver si vendo alguna de mis extrañas hortalizas.”oficios-11

“Toma, ponle un poquito de perejil de regalo, que es mu buena clienta.”

oficios-10

Agricultor en los arrozales de Tegalalang (Bali). Más auténtico, imposible.

oficios-7

Los mineros del azufre del volcán Kawah Ijen cobran una miseria por el duro y peligroso trabajo que hacen.

oficios-5

Guías de caballos en el volcán Bromo, esperando a que algún turista cansado quiera montar con ellos.

oficios-4

Entrañable ancianita que hacía una especie de pasta de soja fermentada, típica de Indonesia, en un mercado de Yogyakarta.

oficios-2

Agricultores recolectando patatas en la fértil meseta de Dieng, con sus icónicos gorros cónicos.

oficios-1

“¿El siguiente?”

musulmanes-5

Indonesia es uno de los países más diversos y que más me han gustado (hasta ahora). Extensas selvas  y arrecifes de coral llenos de vida, impresionantes volcanes rugientes, antiguos e imponentes templos en Java, preciosa arquitectura en templos llenos de espiritualidad en Bali… Y, también, ha sido uno de los países en los que más cómodo me he sentido. Gracias a todos y cada uno de estos rostros, y de otros tantos que se cruzaron en mi camino y, aunque no se grabaron en mi tarjeta SD, sí lo hicieron en mi recuerdo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s