El Atlas marroquí: una historia de leones, leopardos y monos sin cola

Volubilis 1
Las ruinas de Volubilis, Patrimonio de la Humanidad, componen el principal yacimiento arqueológico de Marruecos.

Hace 2000 años los habitantes del Imperio Romano, con su refinada a la par que violenta cultura, llenaban los circos de las principales ciudades del Mediterráneo para contemplar sangrientas luchas de gladiadores, ejecuciones de cristianos, recreaciones de batallas navales y otros terribles espectáculos, donde los gritos de dolor eran la nota principal de la banda sonora. Pero, sin duda, los grandes protagonistas de los juegos (con permiso de los gladiadores) eran los animales: enormes leones del Atlas, hienas, leopardos, osos, elefantes y jirafas, entre otros, fascinaban al público romano (sobre todo cuando se encargaban de desmembrar y devorar a los cristianos condenados a muerte). Todos estos animales tenían una cosa en común, aparte de su aciago destino: su origen. Y es que, durante la época romana, los grandes mamíferos que podemos ver en las sabanas del África Subsahariana llegaban hasta las costas mediterráneas.

Volubilis2
Las impresionantes ruinas de Volubilis son una prueba del poder romano en el Norte de África.
DSCN8447
En el paso de Tizi N’Test, a unos 2000 metros de altitud, podemos encontrar un extenso sabinar.
DSCN4212
El Alto Atlas, cubierto de nieve durante gran parte del año, domina las fértiles llanuras del centro de Marruecos.
DSCN8361
Ríos de aguas bravas atraviesan el Atlas.

Hoy en día están, en su mayoría, extintos (por la acción del hombre) del Norte de África. Sin embargo, aún podemos encontrar una fauna fascinante a sólo un “salto” de España. Marruecos es, como buen país mediterráneo, cuna de una Naturaleza y unos paisajes tan variados como interesantes, desde las grandes extensiones de desierto del sur y este a su riqueza marina (3.500 kilómetros de costa es lo que tienen), pasando por humedales, ecosistemas mediterráneos y, por supuesto, zonas de montaña. Cuando se me ocurrió hablar sobre paisajes y Naturaleza de Marruecos mi intención inicial fue hacer un solo artículo, pero recopilando la información, revisando las fotos y haciendo memoria de mis viajes al país (2001, 2004, 2006, 2007, 2009 y 2010) se hizo evidente que con eso o bien hacía una entrada kilométrica o iba a ser todo demasiado superficial. Así que aquí va la primera de las tres entradas que dedicaré a las costas, al desierto y a las montañas marroquíes.

DSCN4113
Campos verdes y ríos caudalosos después de las lluvias primaverales en el Alto Atlas.
DSCN8623
Atardecer en el palmeral de Tafraoute (Antiatlas).
DSCN4181
Arco iris doble en las cascadas del Ouzoud.

Como ocurre con nuestro país, Marruecos es muy montañoso, ocupado en gran parte de su extensión por los macizos del Rif (en el norte) y el Atlas (la columna vertebral del país), con picos que en muchos casos superan los 4.000 metros de altitud (el Toubkal, con 4.167 m., es la montaña más alta). Y es de (algunas de) las maravillas naturales de una de esas zonas de las que hablaré en este primer artículo: el Atlas. Porque suelen ser el desierto y, en menor medida, la costa, los paisajes que más visitantes atraen, pero las regiones montañosas de Marruecos son un diamante en bruto que poco a poco se va dando a conocer, sobre todo entre aficionados al senderismo, el trekking y turistas independientes.

45
Paisaje de Tafraoute (Antiatlas).

La cordillera del Atlas es tan inmensa que se divide en subcordilleras y de esa manera he querido estructurar el artículo, de Norte a Sur:

  • Atlas Medio
  • Alto Atlas Norte
  • Alto Atlas Sur
  • Antiatlas
DSCN8499
Euforbias y arganes.

ATLAS MEDIO

DSCN6115
Cedrus atlantica.

Dominando las ciudades imperiales de Fez y Meknés, el Atlas Medio tiene dos vertientes bien diferenciadas que parecen universos distintos ya que la vertiente occidental, que da al Atlántico, es húmeda y presenta una vegetación típica mediterránea mientras que la oriental, que da hacia el Sáhara, es mucho más seca y desértica. Pero si algo destaca en el Atlas Medio, por encima de todo lo demás, son sus bosques de cedros (Cedrus atlantica) y sus simpáticos macacos de Berbería (Macaca sylvanus).

Cedro Gouraud
El cedro Gouraud, uno de los más altos y viejos hasta su muerte hace unos pocos años.

Los cedros forman un género (Cedrus) compuesto por cuatro especies con una peculiar distribución, ya que encontramos una especie en el Himalaya, otra en el Líbano (el famoso cedro del Líbano con el que fenicios, egipcios, romanos y otros pueblos de la Antigüedad construían sus barcos), otra en Chipre y la que nos DSCN6120ocupa, en el Atlas. Como ocurre con muchas plantas y animales, antiguamente los cedros del Atlas ocupaban grandes extensiones de montaña en el Norte de África, pero actualmente su distribución está muy restringida. No obstante esta gimnosperma (plantas con flor pero sin fruto) conífera (grupo de plantas que incluye a los pinos, cedros, abetos o sabinas), debido a su bonita forma, es muy utilizada en parques y jardines y se encuentra como árbol ornamental por todo el mundo.

DSCN6124
Paisaje en los alrededores de Ifrane.

En cuanto a los macacos de Berbería o monas de Gibraltar (llamados así porque son la única especie de mono que vive en libertad en Europa, en el peñón de Gibraltar) son unos simpáticos primates sinDSCN6113 cola que viven en grupos en zonas montañosas del norte de Marruecos y Argelia. Como ocurre con los bosques de cedros, que son su principal hábitat, han visto reducida su área de distribución y en la actualidad están en peligro de extinción, algo que sorprende cuando se visitan zonas como el bosque del cedro Gouraud, cerca de Azrou. Este bosque es uno de los más conocidos y visitados por los turistas y los monos son abundantes aquí (probablemente atraídos por la comida fácil) y muy descarados. Pasear por el bosque en penumbra, entre los altos cedros con sus ramas horizontales que Macacos1apenas dejan pasar la luz mientras los monos saltan entre las ramas o bajan a ver qué pillan, con las madres llevando a cuestas a sus crías recién nacidas y los jóvenes jugando como niños, es toda una experiencia. El bosque en sí recuerda mucho a un pinar de montaña como los que podemos encontrar en la sierra de Madrid pero los monos son un toque exótico que casi parece fuera de lugar (aunque en realidad los que estamos fuera de lugar somos nosotros).

macacos2

leopardo atlas
Imagen de archivo de un leopardo del Atlas recién abatido.
leon berberia
León de Berbería.

En estos mismos bosques, hasta los años treinta del siglo XX, vivían y cazaban los últimos ejemplares en libertad del león de Berbería (Panthera leo leo), la subespecie más grande de león. Actualmente sólo se puede encontrar en zoos (si tenéis curiosidad, los leones del zoo de Madrid pertenecen a esta subespecie). La misma suerte parece estar corriendo su primo el leopardo de Berbería (Panthera pardus panthera), cuyo último ejemplar fue capturado en 1985. No obstante, hay testimonios de avistamientos por parte de los lugareños hasta nuestros días y expediciones científicas han encontrado huellas y excrementos de hembras con crías. Críticamente amenazado, pero aún vivo y luchando por su continuidad, ¿será capaz el leopardo del Atlas de vencer a su fatal destino? ¿Seremos, para variar, sus verdugos o sus salvadores?

DSCN6122
Alrededores de Ifrane.

ALTO ATLAS NORTE

Una de las estampas más famosas de Marruecos es la de una panorámica de las fachadas naranjas de Marrakech, sus murallas y DSCN4155minaretes de tonos rojizos salpicados de palmeras recortándose contra unas imponentes cumbres nevadas. Esas cumbres pertenecen al Alto Atlas.

AltoAtlasNorte
Preciosos paisajes en la carretera que lleva a las cascadas del Ouzoud.
DSCN4119
Paisaje multicolor en el Alto Atlas.

A un par de horas de la Ciudad Roja marroquí encontramos uno de los parajes naturales más impresionantes e inesperados: las cascadas del Ouzoud.

DSCN4131

02
Vistas desde las cascadas.

Desde una altura de más de 100 metros, el río Ouzoud se precipita por el borde de un acantilado rodeado de un precioso paisaje cascadasOuzoud2cubierto de verde (olivos, encinas, arganes y otros árboles mediterráneos).

Recomendación: visitar las cascadas en primavera, cuando llevan mucha agua por las lluvias y los rayos del sol, al atravesar el vapor levantado al chocar el agua contra la roca, crean bonitos arcoíris. En la cima de la cascada se encuentra el diminuto pueblo de Tanaghmeilt, que en cascadasOuzoud1realidad se compone de una animada calle con hostales y puestos de comida entremezclados con los olivares que dominan el paraje y poco más. A pesar de la cercanía con Marrakech la mayor parte de los visitantes son turistas locales y mochileros y el ambiente del lugar es muy peculiar (en el buen sentido de la palabra) y agradable. Supongo que el Marruecos de hace 30 años debía de ser algo parecido. ¡Ah! Se me olvidaba. Aquí también podéis ver a los simpáticos macacos de Berbería, que os entretendrán de lo lindo en el camino de bajada a la base de la cascada (y la posterior subida).

macacosOuzoud

Ouzoud_imprudencia
Como podéis ver, ni un turista (occidental). Eso sí, la prudencia brilla por su ausencia…

No muy lejos, atravesando un paisaje precioso de campos verdes salpicados de amapolas dominado por las cumbres nevadas del Atlas, encontramos otra sorpresa geológica aún menos visitada: el arco de Imi n’Ifri.

DSCN4206
El impresionante Alto Atlas, cubierto de nieve.
DSCN4198
Verdes campos a los lados de la carretera.
Atlas_nevado
El Atlas desde distintos puntos de la carretera.

Este inmenso puente natural excavado por el río también tiene una cascada, está cubierto de estalactitas que lo hacen parecer una DSCN4221cueva y es el hogar perfecto para cientos de pájaros (aviones, golondrinas, vencejos…) que hacen sus nidos en la pared arcillosa y se alimentan de los numerosos insectos voladores que hay en el lugar.

DSCN4228
Arco de Imi N’Ifri y cascada.
DSCN4222
Paisaje desde el arco.

ALTO ATLAS SUR

DSCN8357
Pueblo y cultivos en el valle.

La carretera que une Marrakech con Taroudant (una animada capital de provincia rodeada de unas poderosas murallas) cruza uno de los parajes más bonitos del Alto Atlas, atravesando profundas gargantas horadadas por turbulentos ríos de montaña.

DSCN8373

Aquí el agua, proveniente de la nieve de las altas cumbres, tiene un color azul aguamarina (y está fría de narices) y permite el establecimiento de verdes cultivos en las vegas de los ríos. En las laderas, aldeas con casas de adobe y apariencia pobre pero en las que no faltan las antenas parabólicas viven de esos cultivos.

AltoAtlas_carretera2
Aguas bravas socavan los valles del Alto Atlas.

16

AltoAtlas_carretera1

El punto más alto de la ruta se encuentra en Tizi N’Test, un mirador a 2.092 metros de altitud en mitad de un sabinar desde el que disfrutar de las vistas de las montañas y la llanura de Taroudant extendiéndose a nuestros pies.

28
Sabinar en la cima de Tizi N’Test.
TiziNTest1
Tizi N’Test: cumbre y vistas.
32
Vistas.

31

ANTIATLAS

Antes de morir en el desierto sur, el Atlas se transforma en el Antiatlas, las últimas estribaciones, más bajas y áridas. Y una de las mejores formas de verlo es haciendo la ruta entre Taroudant y Tafraoute.

DSCN8692
Arganes en los alrededores de Tafraoute.

A los lados de la carretera la vegetación es de lo más curiosa, formada sobre todo por arganes (un árbol espinoso endémico de DSCN8509Marruecos y el oeste de Argelia, muy de moda hoy en día en cosmética y nutrición y del cual hablaré en otra entrada) y Euphorbia. Vale, el nombre probablemente no os dirá nada. Pero si os digo que las euforbias son en África el equivalente de los cactus en América lo entendéis mejor. Son un estupendo ejemplo de evolución euphorbia3convergente, o cómo la Naturaleza llega a la misma solución para un mismo problema desde distintos orígenes. Son, pues, plantas crasas (traducción: gorditas, ya que acumulan agua) con espinas, adaptadas a medios muy secos, que cuando son cortadas rezuman un látex urticante. También encontramos especies del género Euphorbia en Canarias, muy parecidas a las marroquíes. Como podéis ver en las fotos la combinación de argán y euforbia es resultona, ¿verdad?

euphorbia2 DSCN8512 38

Eso por no hablar de la fauna. Por todo Marruecos la tortuga mora (Testudo graeca) campa a sus anchas. Cuando la dejan, claro. Porque este apacible reptil herbívoro suele acabar en mercados de todo el Euphorbiapaís, bien vivas (son una popular mascota) o, por desgracia, muertas, formando parte de instrumentos musicales que se venden como recuerdo a los turistas. A pesar de que se capturan muchas, por suerte sigue habiendo numerosas poblaciones y en general se encuentran en buen estado.

tortuga

Tafraoute_luna
Luna llena sobre Tafraoute.

Una vez llegados a Tafraoute el paisaje ha cambiado por completo y nos encontramos con un impresionante afloramiento de granito, con enormes bolos y curiosas formaciones de roca. Algo así como La Pedriza (en la Sierra de Madrid, si no habéis ido, deberíais, que mola mucho) pero en el desierto, enmarcado entre palmeras y arganes y con un precioso tono dorado.

DSCN8673
Palmeral de Tafraoute.
DSCN8637
Los afloramientos de granito dan lugar a curiosas formaciones.
53
Paisaje general de Tafraoute: arganes y granito.
Tafraoute1
El granito de Tafraoute tiene un precioso tono dorado.
DSCN8636
En primer plano, arganes.

DSCN8596

Cierto es que las montañas de Marruecos tienen mucho, muchísimo más que ver. Que encierran unos paisajes infinitamente más dramáticos que los que os he mostrado yo. Por ejemplo los parques nacionales del Toubkal, Tazekka o Talassemtane (estos dos últimos en el Rif) tienen que ser impresionantes. Pero no os los cuento porque yo no los conozco. Todavía. 😀

DSCN8451
Desde el paso deTizi N’Test.
DSCN4166
Cascadas del Ouzoud.

DSCN4145

DSCN4232
Arco de Imi N’Ifri.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s