Palmira, ¿otra perla para el olvido?

         En el verano de 2006, siendo yo un adolescente quinceañero (pero ya entusiasmado por los viajes y la fotografía) mis padres decidieron, junto con unos amigos, que querían hacerse un viaje exótico y lejano con la autocaravana. Que recorrer Europa estaba muy bien, pero… pero que no, que querían algo distinto….