WALLACE, EL PADRE DESCONOCIDO DE LA EVOLUCIÓN

        Si os digo “evolución” supongo que todos sabéis de qué hablo, ¿verdad? (y no, no me refiero a Pokémon). Y si os pregunto quién fue el padre de la evolución, quién postuló la teoría más o menos como la conocemos hoy en día (aunque ha sido revisada y reformulada con los conocimientos científicos actuales) estoy seguro de que os viene a la cabeza un único nombre: Darwin. Sin embargo, como ocurre generalmente con las grandes ideas o los grandes descubrimientos, no surgen de la nada, sino que se apoyan en las ideas de otros que les precedieron. evolucion-wpPues en este caso ocurre lo mismo. Darwin, por inteligente que fuera, no elaboró su Teoría de la Evolución de la nada (por cierto, un apunte: en Ciencia, hablar de teoría no es hablar de una idea que no está demostrada, sino una idea que incluye hipótesis, causas y conclusiones; cuando se habla de una idea que no se ha demostrado aún, nos referimos a ella como hipótesis), sino que, aparte de observar la naturaleza durante años, tuvo inspiración en otros científicos precedentes y contemporáneos destacando, por lo similar de sus ideas, uno de ellos: Alfred Russel Wallace.

wallace ave paraiso
Wallace estudiando un ave del paraíso.

Wallace retrato
Retrato de Wallace (1823 – 1913).

     Wallace era, allá por el siglo XIX, un importante naturalista, antropólogo, geógrafo y explorador británico que postuló, casi a la par que Darwin (a pesar de tener 15 años menos), una teoría de la evolución basada en la selección natural. Su vida es digna de una o varias novelas: orígenes humildes (familia pobre con 9 hermanos), tragedias personales (5 de esos hermanos murieron antes de llegar a los 22 años) una historia de superación en la Inglaterra victoriana y una serie de expediciones al Amazonas y las islas del Sudeste Asiático salpicadas de aventuras y desventuras (naufragios, vida entre los locales, busca y captura de especímenes y un ataque de malaria que casi le cuesta la vida).

Darwins-Finches
Los pinzones de Darwin, uno de sus más famosos ejemplos para mostrar la evolución
cornell_birds_of_paradise
Las aves del paraíso están entre los animales que Wallace estudió durante su vida.

    En 1855 publicó una primera teoría de Selección Natural (con casi nulo impacto científico) y en 1958 envió por carta a Darwin (que ya era un famoso científico, aunque aún no había publicado “El Origen de las Especies”) su teoría de la evolución. Casualmente, según Darwin, la carta le llegó pocos días después de que él mismo ideara y pusiera por escrito su propia teoría de la evolución. En cualquier caso ese mismo año Darwin, empujado por la necesidad científica de “ser el primero” se vio obligado a presentar, prematuramente, ante la comunidad científica su teoría de la evolución por medio de la selección natural. Aunque también defendió las ideas de Wallace, acreditándole, hay quienes vieron en esto un claro aprovechamiento de Darwin (que era un científico famoso, respetado y rico, mientras que Wallace además de tener un origen humilde, tenía menos recursos y era joven). Sea como fuere Wallace siempre se mostró agradecido a Darwin y más adelante consiguió labrarse un nombre propio, importantísimo, en la Ciencia, como padre de la biogeografía (¿justicia universal? Quién sabe).

wallace_line
La línea de Wallace separa dos regiones zoogeográficas totalmente distintas.
zoogeografía
Regiones zoogeográficas.

     Sin embargo durante décadas se ha obviado su papel en la Teoría de la Evolución y a día de hoy en muchos casos, cuando se enseña en institutos o colegios, ni siquiera se le menciona. No es, como en muchos otros casos científicos, un olvidado completo pero sí es cierto que la Historia no le ha hecho justicia (o al menos no toda la que merece) ya que sus descubrimientos científicos cambiaron la forma de ver el mundo natural (no solo por su papel en la Teoría de la Evolución, sino en el desarrollo de la biogeografía).

      Hubo una época durante el siglo XIX en que incluso se hablaba de la Teoría de Darwin-Wallace (llegó a alcanzar un gran prestigio científico en vida), pero posteriormente su nombre desapareció de cualquier explicación de la Teoría de la Evolución. El porqué de este oscurantismo en torno a su persona y sus ideas durante muchos años no está claro, aunque su modestia, su defensa de causas extrañas o impopulares y sus ideas poco convencionales (por ejemplo, con respecto al espiritismo) puede que tuvieran algo que ver. Lo que sí está claro es que sin Wallace Darwin habría tardado años en publicar sus resultados y que merece ser recordado (y estudiado) por ello.

paleoweb-evolution-poster
Precioso resumen de la evolución de la vida en la Tierra.
Anuncios

5 Comentarios Agrega el tuyo

  1. En realidad hubo algo que los separó radicalmente en sus ideas, y es que si bien para Darwin el ser humano era una especie animal más y por tanto sometida a las mismas fuerzas evolutivas que las demás, para Wallace el ser humano era una excepción, ya que la mente humana, tan especial y prodigiosa, no pudo aparecer por evolución, sino que tuvo que ser creada por Dios. En la época en que Darwin conoció a Wallace, Darwin ya estaba muy desilusionado con la religión.

    Tal vez este detalle haya llevado a considerar a Darwin “más científico” que a Wallace, pero en cualquier caso, somos muchos los profesores de Biología que hablamos de la teoría de Darwin-Wallace, y reconocemos en Darwin la honestidad de haberle incluido en el desarrollo de sus ideas, y en Wallace el enorme coraje que le llevó, trabajando él solo y en malas condiciones, a descubrir con sus observaciones el extraordinario motor de la naturaleza, la evolución.

    Me gusta

    1. Gracias por el apunte, esa diferencia entre sus teorías no la conocía 😀
      Y lo de que sois muchos profes los que habláis de teoría compartida, me alegro de leerlo. Pero también son muchos los que todavía no lo hacen. A mi nunca me hablaron del pobre Wallace en el instituto. Y en la carrera, casi de pasada…

      Le gusta a 1 persona

  2. Tundra dice:

    Bonito artículo, me gusta. Al final se hizo algo de justicia y, como bien dices, a Wallace le honrar muchas otras ideas científicas.

    Un abrazo. Enhorabuena por las ganas y el blog.

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Muchas gracias! Y parece que, poco a poco, como dicen en el comentario anterior, está volviendo a las aulas.

      Gracias por los ánimos, un abrazo 😉

      Me gusta

  3. Anónimo dice:

    A Mi en CMC me hablaron de el!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s