Sanguijuelas, madrazas no reconocidas

Hace unos meses tuve una clase del Máster dedicada a sanguijuelas. “¿Sanguijuelas? ¡Aggggg! ¡Qué asquete!” pensaréis los pocos que me seguís en mi andadura blogueril. Pues, si seguís leyendo, veréis que las sanguijuelas molan mucho, mucho, mucho.

Para ponernos en situación, las sanguijuelas son Anélidos (grupo al que pertenecen, también, las lombrices). Los Anélidos, que son los llamados gusanos segmentados (el nombre es muy gráfico, son gusanos con el cuerpo dividido en anillos) se dividen en Oligoquetos (lombrices), Poliquetos e Hirudíneos. A este último grupo pertenecen las sanguijuelas, y se caracterizan, sobre todo, por tener una o dos ventosas y el cuerpo relativamente plano y muy elástico. La cabeza está muy poco desarrollada, el sistema nervioso es muy sencillo (algunas pequeñas masas de neuronas = ganglios, y cordones nerviosos) y la mayoría son depredadoras o parásitas. Vale, ya sé que esto no suena a gran cosa. Esperad y veréis.sanguijuela-1

Por un lado son infinitas las aplicaciones, tanto directas como indirectas, que tienen y tendrán en medicina:

Para la producción de medicamentos anticoagulantes y analgésicos, ya que en su saliva  producen cientos de sustancias de este tipo: analgésicos para que a su presa no le duela el mordisco y no se entere de que la sanguijuela está ahí, y anticoagulantes para que la herida no se cierre y la sangre siga fluyendo hacia su boca.

leech-therapy-250x250
Terapia con sanguijuelas. Imagen sacada de http://dir.indiamart.com/impcat/leech-therapy.html

Para la producción de antibióticos, ya que en su tracto digestivo muchas especies tienen sustancias que evitan que las bacterias descompongan la sangre que acumulan en el estómago (entre comida y comida puede pasar mucho tiempo, de modo que deshidratan la sangre y, junto con estas sustancias antibióticas, pueden conservarla bien durante semanas o meses).

Su uso directo para reducir hematomas o disminuir la presión sanguínea (vamos, como las sangrías que hacían los matasanos de la Edad Media, pero con un apoyo científico detrás).

261521.item.4
Helobdella con huevos. Imagen sacada de: http://www.hindawi.com/journals/dpis/2013/261521/dataset/

Por otro lado, algunas sanguijuelas tienen unos comportamientos fascinantes, y que nunca esperaríamos en animales tan “simples”. Es el caso de la especie Helobdella stagnalis. Aquí donde la veis, este gusano plano chupasangre se cuelga a sus crías del vientre (suele tener pocas), y no solo las protege, sino que las alimenta e incluso les enseña (sí, una sanguijuela que enseña, como si fuera un ave o un mamífero) qué presas escoger. Visto esto, y dado el poco “entendimiento” que tienen esta clase de animales, Helobdella se merece un monumento por la complejidad de su comportamiento parental, y debería estar entre las grandes madres del Reino Animal, al nivel de mamá pingüino, mamá cocodrilo o mamá elefante ¿no os parece?

 Y, para que veáis que no os engaño, os dejo un vídeo precioso de Helobdella con sus crías. Al menos a mí me inspira casi tanta ternura como un gorrión con sus pollitos (vale, he dicho casi):

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s